Noticias Campo de Gibraltar
21 enero 2022
21 enero 2022

Elena Saez Arjona. ALGECIRAS: LIMPIEZA Y MOBILIARIO URBANO

El aspecto de una ciudad es muy importante, es la cara visible para los turistas o la gente que está de paso y es un punto fundamental a la hora de hacerse una opinión de ella. En Algeciras, es archiconocido el grado de descontento de los ciudadanos con la gestión de la limpieza de la ciudad, con el estado de los contenedores, con la conservación de las calles y aceras o con el estado de los parques y jardines, por poner algunos ejemplos. La limpieza y la conservación del mobiliario urbano son asignaturas pendientes, llegando a ser casi inexistente en los barrios más periféricos.

La finalidad de un ayuntamiento no es otra que gestionar bien sus recursos para prestar servicios de calidad a sus ciudadanos y mantener en buen estado el mobiliario urbano, con el fin de hacer una ciudad extensible a todos los ciudadanos y facilitar su uso. La Administración municipal tiene un papel fundamental en la conformación de los espacios públicos, en la selección, conservación y adecuación del mobiliario urbano destinado a mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

El Diccionario de la lengua española define el término mobiliario urbano como «el conjunto de instalaciones facilitadas por los ayuntamientos para el servicio del vecindario, como bancos, papeleras, marquesinas, etcétera». Por tanto, este juega un papel decisivo en la configuración de la ciudad como elemento que repercute en la calidad de vida a la que los algecireños podemos aspirar. Sin embargo, nuestro actual equipo de Gobierno parece no haber interpretado las necesidades e intereses de sus ciudadanos, pues si se mira aquí, allá y acullá es notorio el deterioro y la escasa conservación de los elementos urbanos de uso público. Las vías públicas presentan muchas barreras arquitectónicas para las personas mayores y con movilidad reducida; hay socavones en las calzadas y los bordillos de las aceras se encuentran en muy mal estado. Además, en estas últimas, es habitual encontrar baldosas desencajadas o rotas, que no solamente dan mala imagen sino lo que es peor, supone un peligro para los viandantes. Siguiendo en esta misma línea, los protectores de base para árboles se encuentran resquebrajados en muchas calles y avenidas, lo que provoca que el propio pavimento se eleve dificultando el tránsito a los peatones; por no hablar del mal estado de los bancos y de muchas farolas fundidas o que no tienen parte de sus piezas. Y así podríamos seguir como “el cuento de nunca acabar”, esperando una solución ad calendas graecas. Se podría incluso decir que algunos desperfectos forman parte de nuestro patrimonio cultural.

En cuanto a la red de saneamiento, muchas alcantarillas están atascadas y algunas arquetas incluso hundidas y otras, por el contrario, levantadas. La falta de desinsectación y desratización de la red de alcantarillado propicia la afloración de cucarachas y ratas, sobre todo, cuando llega el calor. ¿Quien no ha paseado nunca en primavera y verano esquivando las cucarachas que salen de las arquetas? En El Portal Ambiental de Andalucía se puede verificar, respecto a los olores producidos en la Bahía de Algeciras por la red de saneamiento municipal que se encuentra en mal estado de conservación, que en 2017 se habían abierto hasta 17 expedientes sancionadores al Ayuntamiento de Algeciras por vertido, a los que se suman otros 4 más a la empresa concesionaria del ciclo del agua.

No menos importante que el mobiliario es la limpieza de una ciudad, y en este sentido, la gestión municipal juega un papel crucial. En Algeciras, es palpable la falta de inversión en medios mecánicos como barredoras, sopladoras o maquinas hidrolimpiadoras. Además, faltan papeleras en muchas zonas y los contenedores de basura no tienen capacidad suficiente, ni contamos con un número adecuado para cubrir las necesidades del servicio, encontrándose en mal estado la gran mayoría de ellos. ¿Quién no ha ido a tirar la basura y se ha encontrado el pedal del contendor roto, o la tapa que no se puede levantar, o incluso lleno? Igualmente, en los puntos de contenedores, se puede ver con claridad el lixiviado o líquido residual que se filtra tanto por los camiones de recogida de basura, debido al mal estado de estos, como a través del propio contenedor por la basura en él acumulada ya que no son lavados periódicamente. Y no olvidemos que no todos los barrios cuentan con contenedores para la selección de papeles, vidrios, plásticos, cartones o pilas.

Por desgracia, tampoco hay una correcta gestión de los espacios verdes urbanos. En muchos barrios nos encontramos con zonas asilvestradas donde la maleza llega hasta las rodillas, lo que conlleva un alto riesgo de incendios como el que tuvo lugar en El Varadero el pasado verano.

La solución pasa por optimizar tanto los servicios municipales como los elementos que componen nuestro mobiliario urbano, dando una respuesta a las necesidades existentes y a las demandas de los ciudadanos, teniendo en cuenta estos cuatro criterios: funcionalidad, sostenibilidad, accesibilidad y mantenimiento con el mínimo coste.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualmente no hay ninguna encuesta activa.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.