Noticias Campo de Gibraltar
17 enero 2021
17 enero 2021

EL CANTÓN DE ALGECIRAS DE 1873

algeciras 1929

En 1868, la situación política y social en Algeciras, al igual que en la mayor parte de España, era un auténtico polvorín. El reinado de Isabel II tocaba a su fin y los distintos gobiernos del Partido Moderado eran incapaces de controlar la situación.

Algeciras contaba por aquel entonces con unos 15.000 habitantes, que se dedicaban fundamentalmente a la agricultura, algunos como propietarios de tierras y la mayoría como jornaleros. La industria pesquera era todavía muy incipiente y sin duda el contrabando aportaba también importantes ingresos al conjunto de la economía local.

El 18 de septiembre, el almirante liberal Topete, con el apoyo de los progresistas, se sublevaba con la armada en Cádiz, recibiendo la solidaridad de la mayor parte del ejército.

Algeciras se unió de inmediato a los sublevados, una Junta Local presidida por el progresista Manuel Juliá se hizo cargo del Ayuntamiento, pero sería incapaz de evitar que se asaltase la cárcel, los presos fuesen liberados, se destruyesen los archivos con todas las causas por contrabando y se asesinase al alcalde moderado Gaspar Segura.

Finalmente, el 30 de septiembre, la reina Isabel II abandona España y se forma un gobierno presidido por el general Serrano, líder de la Unión Liberal, del que también formaba parte el general Prim, líder del Partido Progresista, comenzando así un periodo histórico conocido como “el sexenio democrático”.

En el mes de diciembre, Manuel Juliá gana las elecciones municipales en Algeciras y al mes siguiente, el también progresista Juan Prim las generales, apostando por la restauración monárquica en la figura de Amadeo de Saboya, al que no consiguió verlo reinar ya que fue asesinado el 27 de diciembre de 1870.

Pero Amadeo de Saboya tan solo se mantuvo en el trono dos años, en el que la inestabilidad política y social seguiría en aumento, desembocando en la proclamación de la Primera República el 11 de Febrero de 1873.

En Algeciras, los republicanos ya gobernaban en el Ayuntamiento, tras la victoria de Francisco Guerrero en las elecciones municipales de 1871 y por tanto no se produjeron incidentes dignos de relevancia. Se constituiría el llamado Batallón de Voluntarios de la República, dirigido por el propio alcalde, se le cambiaría el nombre a la Plaza Alta por Plaza de la República, y se pondría en marcha la Escuela de Artes y Oficios.

Pero a nivel nacional, se produciría una fuerte división entre republicanos unionistas y federalistas que desembocaría en una nueva crisis política, la cual daría lugar a los movimientos cantonales, partidarios de llevar el federalismo a sus últimas consecuencias, con la creación de pequeñas ciudades-estado en todo el territorio.

El 12 de Julio, el general Juan Contreras, proclama el cantón de Cartagena iniciando la rebelión, y muy pronto le secundarían las ciudades de Cádiz y Sevilla, el día 19, Málaga el 21, y Algeciras el 22.

Efectivamente, el 22 de julio de 1873, Algeciras se proclama cantón independiente. Un llamado Comité de Salud Pública, presidido por Eleuterio Torrelo, destituye al Ayuntamiento y asume el mando en la ciudad, con el apoyo moral o al menos la tolerancia, del gobernador militar del Campo de Gibraltar, el brigadier Carlos Detenre, que compartía los ideales de los republicanos federalistas.

Eleuterio Torrelo era un algecireño de tan solo 32 años de edad, dirigente del Partido Republicano a nivel local, que ese mismo día 22 de julio, informó a Fermín Salvoechea, presidente del Cantón de Cádiz, de la intención de no incorporar Algeciras a dicho cantón, como habían hecho las ciudades hermanas de La Línea y Los Barrios, y por tanto de la decisión del Comité de Salud Pública de constituir el municipio de Algeciras como un cantón independiente.

Hay que destacar, que dicho Comité de Salud Pública, en el que también participaron antiguos concejales republicanos como Miguel Ramos y Andrés Quintero, consiguió en todo momento mantener el orden en la ciudad, ya que no se producirían ataques a personas o propiedades en esos días, como había ocurrido en la revolución de 1868. Aunque si debemos de reseñar, al menos, un par de incidencias.

Por el “Gibraltar Chronicle”, que al igual que los británicos apoyaba al gobierno legal republicano de Nicolás Salmerón, sabemos que el 24 de Julio un grupo de cantonalistas intentó desarmar a los carabineros de la plaza, los cuales se acuartelaron en el fuerte de San García resistiendo el asedio.

También consta una “algarada” protagonizada por un grupo de algecireños incontrolados que indignados con los barreños por su decisión de adherirse al cantón de Cádiz, pretendieron destruir el llamado puente del Cachón de Pecino que separaba Algeciras de Los Barrios. Algarada que sería abortada por el propio Comité de Salud Pública de Algeciras.

Pero como es sabido el cantón de Algeciras tendría muy corta duración. El 1 de Agosto, las tropas enviadas desde Madrid por el gobierno de Salmerón, al mando del general Pavía, entraban en Sevilla poniendo fin al cantón sevillano, y tres días más tarde también conseguían ocupar Cádiz, dirigiéndose entonces contra el término de Algeciras.

El 8 de Agosto, con las tropas del general Pavía a las puertas de la ciudad, el Comité de Salud Pública es disuelto, restituyéndose la antigua Corporación Municipal sin los concejales rebeldes. Los principales dirigentes del movimiento cantonalista serían detenidos y el brigadier Detenre cesado como gobernador militar del Campo de Gibraltar.

Terminaban así los 17 días de vida que tuvo el cantón algecireño. Tampoco duraría mucho más la Primera República, el 3 de Enero de 1874, el propio general Pavía asaltaba con sus tropas el Congreso de los Diputados, dando lugar a la restauración monárquica en la persona de Alfonso XII.

Se designan entonces nuevas corporaciones municipales afines al nuevo régimen, que en Algeciras estaría presidida por el monárquico Eugenio Oncala, el cual sorprendentemente decide solicitar el indulto para los cantonalistas encarcelados, entre ellos Eleuterio Torrelo, en la sesión plenaria del 5 de Febrero de 1875, según consta en el Acta Municipal, “porque no causaron males de ningún género en esta localidad”.

El indulto llegaría en el mes de Noviembre de ese mismo año y Eleuterio Torrelo se incorporaría al Partido Demócrata de Emilio Castelar, siendo elegido diputado provincial en las elecciones de 1878. Lo que indica que a pesar de sus dos años de cárcel, todavía seguía manteniendo un cierto prestigio entre los algecireños.

Pero eso nos aleja ya del objetivo de este estudio que pretendía ser solo sobre la corta historia del Cantón de Algeciras. Curiosamente, el presidente del Cantón de Cádiz, Fermín Salvoechea, tiene en la actualidad una calle dedicada en nuestra ciudad, mientras que del presidente del Cantón de Algeciras, Eleuterio Torrelo, no existe ni el más mínimo recuerdo en nuestro municipio. Pero ya se sabe lo “especiales” que somos los algecireños para nuestras cosas.

LUIS ÁNGEL FERNÁNDEZ, 09.01.21

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Actualmente no hay ninguna encuesta activa.

Noticias relacionadas

SIMI COHEN, LA SANTA JUDÍA DE GIBRALTAR

Con autorización del autor, Roberto Losada, reproducimos uno de sus trabajos de la serie «Historia de los pueblos y protagonistas de la Novena Provincia». SIMI

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.