Noticias Campo de Gibraltar
29 septiembre 2020
29 septiembre 2020

EL BREXIT CÓMO OPORTUNIDAD

Vivimos en un país con un rico refranero, proclive a darnos solución a cualquiera de los problemas que puedan surgir en nuestro devenir diario y el BREXIT (desde su aprobación en Referéndum en el Reino Unido, hace más de 3 años) es, desde entonces, uno de los más importantes que sacuden a Europa y a nuestro país  y a nuestra comarca en particular. Cerca de 20 millones de británicos nos visitarán este año, de los cuales más de 3 millones lo harán entre nuestra comarca y Málaga, a través de toda la Costa del Sol, eso sin contar los 350.000 residentes británicos en suelo español o los 33.000 habitantes de la “Roca”. No es necesario aportar muchos más datos para entender que este divorcio, amistoso o no, va a generar muchos problemas y enormes tensiones, especialmente en Gibraltar y en toda la “Comarca”. Nunca antes nos vimos en una situación similar, así que echando mano al refranero  “hagamos de su defecto virtud” y procuremos que sea un “mal que por bien no venga”, en la medida que podamos. 

Son más de 300 los años de un contencioso que tiene visos de seguir alargándose en el tiempo “sine die” con lo cual, y en tiempos de turbulencia, tiene mayor sentido el pragmatismo o la  Realpolitik en las relaciones entre la vieja colonia y nuestra comarca, pero no quedándonos sólo en la protección de los derechos de nuestros trabajadores, que también,  o la libre circulación de personas y mercancías, sino en la búsqueda de un deseado reequilibrio económico entre las partes que desgraciadamente no existe en la actualidad, que es histórico y parece sistémico.

La comparativa entre los presupuestos de Gibraltar versus Comarca son demoledores, hasta el punto de más que duplicar al conjunto de los 8 municipios de la comarca, o lo que es lo mismo, los 33.000 habitantes de la Roca disfrutan del doble de presupuesto anual que los 266.000 vecinos de toda la “Comarca”. Sin duda, demoledor.  

Tampoco hace falta recordar que Gibraltar tiene el honor de poseer el tercer PIB más alto a nivel mundial y en cambio, la comarca y toda la provincia de Cádiz son una de las zonas más desfavorecidas de toda la Unión Europea, tanto a nivel de PIB como de desempleo. Algo estarán haciendo acertadamente nuestros vecinos y algo mal nosotros, y varias son las medidas demandadas históricamente desde esta parte de España, desde la creación de una potente zona franca en La Línea hasta incentivos fiscales para la captación de empresas y capitales que a su vez regeneren de manera eficaz toda la comarca. 

Llegados a este punto podemos entender el desapego de los campogibraltareños, especialmente los linenses, con las políticas con tufillo “chovinista” y patriotero emanadas desde Madrid y vacías de contenido real, sin auténticos presupuestos de inversión, sin aportaciones imaginativas y sólo encaminadas a demandar la Co-soberanía y sólo traducibles  en tensiones estériles con el gobierno de Gibraltar y los propios “yanitos”. 

Quizás es el momento de exigir a nuestros dirigentes un auténtico “THINK TANK” o sea, un auténtico laboratorio de ideas, un centro de reflexión o un auténtico gabinete estratégico formado por un conjunto de sabios, que marque las líneas estratégicas presentes y futuras con el objetivo de hacer una convergencia real entre la economía de ambos lados de la frontera. Para llevarlos a cabo es necesario tiempo e inversiones acordes con esas actuaciones, proyectos e inversiones que marque el mencionado Think Tank. Ese es el auténtico patriotismo que se demanda en la zona y no el que desde Londres o Madrid intentan imponer. Las últimas declaraciones de Stephen Barclay abonan esta teoría recurrente de utilizar este contencioso cómo cortina de humo a los problemas domésticos nacionales en ambos países.  

Mientras tanto, por poner un ejemplo evidente, seguiremos implorando unas infraestructuras ferroviarias del S.XXI, el llamado “Corredor Central” que bien podría llamarse la “tortura o tortuga central”, una broma incapaz de dar salida y crecimiento al imponente Puerto de Algeciras y a pesar de todo de los más importantes y mejor gestionados de toda Europa; y también, mientras tanto, sin querer molestar a nadie, la gente de esta zona querría abundar en las relaciones de vecindad, económicas y culturales, a ambos lados de la frontera y, a ser posible, con un horizonte no de dependencia y si de igualdad. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.