Noticias Campo de Gibraltar
3 diciembre 2022
3 diciembre 2022

HALLADOS RESTOS DE ÁGUILA PESCADORA DEL PLEISTOCENO EN LA CUEVA DE VANGUARD DE GIBRALTAR

*Este sería el primer hallazgo de este tipo en la Península Ibérica, en concreto un húmero que estaba enterrado en la cueva de Vanguard

Los investigadores del Complejo de la Cueva de Gorham continúan descubriendo nuevos e interesantes restos de animales. El procedimiento con el que se procesan los restos en el laboratorio y su identificación es largo y puede deparar sorpresas. Así ha ocurrido en el caso de un húmero de águila pescadora (Pandion haliaetus) bien conservado, que fue excavado recientemente en la Cueva de Vanguard, dentro del Complejo de la Cueva de Gorham, patrimonio mundial de la UNESCO.

Los restos de águila pescadora son poco frecuentes en yacimientos del Pleistoceno y el hueso de Vanguard es el primero que se encuentra en la Península Ibérica. Los restos datan de hace entre 61.000 y 68.000 años. Los trabajos se realizaron bajo la supervisión del Museo Nacional de Gibraltar (Gibraltar National Museum) y los restos fueron identificados por Antonio Sánchez Marco, experto del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Las águilas pescadoras son aves migratorias habituales en Gibraltar actualmente, pero en el pasado anidaban en el Peñón. Los últimos registros de anidación son anteriores al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, cuando se cree que la acción militar ahuyentó a la especie. Gracias a los detallados registros y fotografías de naturalistas victorianos y eduardianos afincados en el Peñón, en particular el coronel Willoughby Verner, se conoce el emplazamiento histórico de cría del águila pescadora. Este se encontraba en un saliente sobre la Cueva de Vanguard, cerca de la Cueva del Mono. ¡De hecho, los restos antiguos de águila pescadora se encontraron apenas a cien metros del lugar de anidación conocido! Una de las características del lugar histórico del Patrimonio Mundial del Complejo de la Cueva de Gorham es la presencia continua de especies de aves que estaban allí presentes desde el Pleistoceno tardío, a veces hace hasta 125.000 años. “Al cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), al halcón peregrino (Falco peregrinus) y al cuervo (Corvus corax) hay que añadir ahora el águila pescadora”, dijo el profesor Clive Finlayson, del Museo Nacional de Gibraltar. Este añadió que “se trata de un maravilloso ejemplo de combinación de historia natural y patrimonio, algo que sólo estas cuevas pueden proporcionar”.

El Ministro de Patrimonio y Medio Ambiente, John Cortés, comentó: “Se trata de un descubrimiento muy significativo. Afortunadamente, el número de águilas pescadoras aumenta gradualmente en la región y recientemente se han avistado ejemplares alrededor de nuestras aguas durante el invierno. Hace varios años se instaló un nido artificial de águila pescadora con un señuelo cerca del lugar. Aunque es poco probable que aniden en el Peñón en un futuro próximo, seguiremos esperando a que algún día vuelvan”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualmente no hay ninguna encuesta activa.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.