Noticias Campo de Gibraltar
7 marzo 2021
7 marzo 2021

LA ALCALDESA DE AGUILAR DE LA FRONTERA DESTRUYE LA CRUZ DEL CONVENTO DE LAS CARMELITAS

Esta semana, en plena tercera ola de la pandemia, la alcaldesa de Aguilar de la Frontera (Córdoba), perteneciente al partido político de Izquierda Unida, ha derribado la Cruz que se encontraba junto al Monasterio de las Carmelitas Descalzas de su localidad para posteriormente trasladarla a un vertedero cercano, donde ha sido destruida.

El argumento dado por la alcaldesa, Carmen Flores, es que de esta manera “es consecuente con su programa y su ideología”. Y de hecho, se negó rotundamente a entregarles la Cruz a las carmelitas para su conservación una vez arrancada, afirmando que su objetivo era destruir la Cruz.

Por su parte, la Asociación de Abogados Cristianos ha presentado una querella contra la alcaldesa por el derribo de la Cruz, ya que denuncian que “la decisión de destruir el monumento no se ha aprobado en pleno ni cuenta con el proyecto competente para actuar en un entorno BIC, por lo que es completamente ilegal”. Esta asociación afirma que la cruz pertenece al Conjunto Histórico Artístico del Monasterio, declarado Bien de Interés Cultural en 1983.

Aunque la Junta de Andalucía dice que este asunto es de exclusiva competencia municipal, ya que la Cruz se encontraba en el exterior del convento y por tanto no estaba afectada por la declaración de BIC que tiene el inmueble.

El párroco de Aguilar de la Frontera, Pablo Lora, ha hecho público en su perfil de Facebook una carta a su feligresía con motivo de la polémica retirada de la Cruz de las Descalzas. En su misiva Lora, expresa su tristeza por todo lo que está sucediendo estos días en este municipio. Y advierte de que el sentimiento religioso se expresa a través de símbolos e imágenes, y la Cruz es el símbolo cristiano por excelencia.

El sacerdote se ratifica en su posición, de crítica a unas decisiones municipales que suponen un atropello a la fe, ya que la Cruz, ahora profanada acabó tirada en un vertedero.

Contemplar el símbolo de la Cruz arrojado en un vertedero y conocer la orden de su destrucción me ha producido un profundo dolor. Ha provocado una herida en nuestros sentimientos religiosos, y lamenta no haber tenido la opción de custodiar nuestro símbolo, del mismo modo que expreso el dolor de las Madres Carmelitas y nuestra comunidad parroquial, pues habrían custodiado la Cruz, encontrando otro emplazamiento privado para ella y ensalzando así su profundo significado para los cristianos.

Ante el desasosiego provocado en la comunidad, su mensaje es el de fomentar la armonía y el perdón entre todos los vecinos de Aguilar. Siento con mis feligreses el dolor inmenso por el daño causado a la libertad religiosa: la Cruz es símbolo, representación y cimiento de nuestra sociedad de derecho. Vivir con odio, resentimiento, rencor o presos de la crítica, como estamos viviendo estos últimos días, no trae nada bueno y saca lo peor de nosotros, mientras nos hace vivir en una sociedad agria que nos aleja de la comunión y la prosperidad, critica el párroco Pablo Lora.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualmente no hay ninguna encuesta activa.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.