Noticias Campo de Gibraltar
17 mayo 2021
17 mayo 2021

SENDEROS DE ALGECIRAS: LA GARGANTA DEL CAPITÁN

Este sendero que transcurre por parte del cauce del arroyo de Botafuegos, está considerado de dificultad baja. Tiene una longitud de 5,8 Kilómetros y se sube hasta una cota máxima de 150 metros, con una duración aproximada de dos horas.

El comienzo de este sendero está en el punto kilométrico 2,5 de la carretera CA-P231. Una carretera que une la antigua carretera de Los Barrios con la barriada de El Cobre, donde se encuentra el centro penitenciario de Botafuegos.

En dirección Sur, camino de El Cobre, dejando atrás la prisión, se cruza una rotonda decorada con una vieja embarcación. A unos 900 metros de dicha rotonda, a la derecha, aparece perpendicular a la carretera el carril de acceso que da inicio al sendero. Este acceso sirve de aparcamiento y el sendero comienza a pie pasando la cancela existente.

El primer Kilómetro transcurre por uno de los ramales del antiguo camino de la Trocha que unía Algeciras con Cádiz a través de las sierras del Campo de Gibraltar. Luego cruzaremos el arroyo de la Fuente Santa y llegaremos al “Llano de las Tumbas”, donde se encuentran varias sepulturas de la Edad del Bronce talladas en la roca de arenisca.

Después de un cruce, bien señalizado, que debemos tomar a la derecha, nos introduciremos, bordeando el arroyo de Botafuegos, en un bosque de laurisilva con alisos, fresnos, laureles y quejigos en la zona de la Garganta.

Allí se encuentra la llamada tumba del Capitán que da nombre a la Garganta, con una cruz de piedra tallada como distintivo.

Cuenta la leyenda que Gabriel Moreno, un soldado apodado “El Capitán” que batalló en la guerra contra la invasión napoleónica, se quedó en la zona de Algeciras como contrabandista, siendo asesinado de un disparo, aunque su espíritu se siguió apareciendo por estos encantados parajes similares a los de la Era Terciaria.

Siguiendo el sendero, al lado del arroyo, llegaremos hasta las ruinas del antiguo molino de San José que a principios del Siglo XIX fabricaba papel de estraza hasta reconvertirse en molino harinero en 1833. En el interior, todavía se encuentra una de las piedras molturadoras de importación francesa.

Como esta ruta es circular, pasado el molino, seguiremos el sendero para volver a encontrarnos con el cruce del arroyo de la Fuente Santa y regresar por el ramal del camino de la Trocha hasta la salida.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualmente no hay ninguna encuesta activa.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia y servicio.

Este sitio web utiliza cookies para asegurarle una mejor experiencia y servicio.